14.3.09

El Inca inglés


Por: Héctor Huerto Vizcarra

Al parecer, los ingleses tienen la manía de ser todo menos ingleses. Recuerdo que una amiga inglesa, Katriona, me dijo hace algunos meses atrás que el plato nacional de Inglaterra era el curry. Además, esa impresión la tenía desde mucho antes porque conocía la historia real de
Archibald Belaney, un inglés nacido en Hastings que siendo muy joven se muda a Cánada en 1906 en donde se hace pasar por nativo americano, como hijo de un padre escosés y una madre apache nacido en USA. Inmediatamente, se cambia el nombre a Búho Gris. Luego sería recordado porque escribió libros sobre su experiencia con la naturaleza, por lo que es considerado en Cánada como uno de los primeros conservacionistas, logrando tal interés mediático y reconocimiento que es llevado de gira a en su patria natal Inglaterra. Su historia es tan curiosa e interesante que fue llevada al cine en 1999.

 

El caso de Belaney es un ejemplo perfecto de cómo se deberían entender las identidades culturales y lo relativa que resulta ser la apariencia física en relación con las mismas. Por eso, Degregori (1993) plantea que las identidades étnicas tienen que ser vistas desde un enfoque situacional, que implica analizar a la etnicidad a través de sus transformaciones en el tiempo, como identidades fluidas que se construyen y reconstruyen, se reclaman o se ocultan, de acuerdo a las circunstancias.

 

Entonces, descubrir la historia del inglés que se convirtió en un Inca me ratificó esa idea sobre los ingleses. Gracias a CLiotropos pude descubrir a la biblioteca digital más importante del mundo, Internet Archive, que ha sido linkeada a este blog. En donde podemos encontrar informaciones de todo tipo ya que es un proyecto que viene funcionando desde 1966. Para explicarla mejor, copió unos párrafos de Cliotropos:

El IA mantiene antiguas versiones de software, copias consecutivas de “páginas”, bases de datos  y otros recursos que de otra manera inevitablemente desaparecerían y, en general, es un gigantesco repositorio de todo lo que se ha publicado y sigue publicándose en web.  La iniciativa es en parte un museo y en parte una biblioteca.  Ofrece, entre otros recursos atractivos para el historiador, una “máquina del tiempo” (Wayback Machine), que permite ubicar y ver antiguas versiones de páginas web (incluyendo algunas ya desaparecidas).

Como parte de estos propósitos, el IA ha procedido a compilar archivos de libros digitales disponibles en distintos lugares.  Aproximadamente la mitad de los recursos  proceden de la sección en dominio público del macro proyecto de Google Libros, pero otros vienen de distintos  repositorios, entre ellos el Proyecto Gutenberg y la ya difunta iniciativa  Live Search Book, de Microsoft (con 750000 títulos digitalizados).

 

En este sitio encontré una novela de aventuras de Harry Collingwood, Adventures in Peru, publicada en Inglaterra en 1910, que narra la historia de un joven aprendiz de ingeniero civil que viene al Perú para la construcción de una vía del tren, y que trás desbarrancarse en un accidente es rescatado por indígenas peruanos, quienes lo consideran como un Inca reencarnado. Aún no leo la novela, y habría que ver como nos describen, pero en lo que no tengo dudas es que el ilustrador de la misma, como pueden apreciar en la página 6 de este libro, imaginaba a los indios peruanos como a si fueran apaches.

Les dejo el libro por si quieren leerlo:

 

Harry Collingwood Harry Escombe Adventures in Peru

4 comentarios:

Amazilia dijo...

Que libro es el de Degregori (1993)?

marcayuq dijo...

Es un ensayo que esta publicado en una antologia de Adrianzen. El titulo del ensayo es: Identidad étnica, movimientos sociales y participación política en el Perú

H-MEXICO dijo...

Estimado Héctor: Tu artículo me ha llevado a revisar algunas viejas anotaciones. En efecto, parece ley universal y divina que cuando se trabaja en un archivo para encontrar el material necesario para una investigación se encuentre de todo, menos lo que se está buscando. En este caso, a lo largo de los años me he tropezado con varias referencias sobre descendientes mexicanos de los "reyes del Cuzco y emperadores del Perú", como uno de ellos gustaba decir. Aparecen en las más variadas circunstancias: como testigos en informaciones matrimoniales, alegando su real linaje para obtener pensiones o empleos, ocupándose de administrar justicia en pequeñas poblaciones o, de manera más interesante, recibiendo la indeseable atención de la Inquisición por prácticas religiosas poco ortodoxas. No las he convertido en artículo porque no es mi tema y la información es incidental, casi anecdótica. Vistos ahora en conjunto, quizás estos "incas mexicanos" den al menos para una nota curiosa, que podría tener algún interés, En cuanto tenga algún tiempo (¡ay! ¿cuantas veces he dicho esto?) trataré de darle forma narrativa.
Cordialmente
Felipe Castro

marcayuq dijo...

Hola Felipe. Es verdad, cuando se investiga uno a veces encuentra información interesante, que no tiene que ver con el tema que uno busca, pero que nos distrae la atención. Recuerdo que cuando estaba en el Archivo de Indias de Sevilla revisé algunos documentos relativos a descendientes Incas que pleiteaban el marquesado de Oropesa. Habían historias espectaculares, que tampoco quiero adelante por si me animo a escribir un post al respecto. Lo malo es que mis anotaciones las tengo en Perú. Más bien, te insto a que escribas ese articulo, realmente seria muy interesante.

Saludos