13.3.09

Con Magaly Solier en Yuyanapaq

Vía el Útero de Marita. Magaly Solier brinda al periodista Marco Sifuentes una evocación clara, sencilla y conmovedora sobre la guerra en Ayacucho. Ojalá esto se llegue a difundir por la señal abierta a todos los peruanos.

 

 

La continuación de la entrevista aquí.

2 comentarios:

Chinasklauzz dijo...

En defensa de los perros gordos, gordos, puedo aportar que en la zona centro (Pasco) donde yo vi la luz, fui testigo de diversos tristes episodios, que hablan de estos animalitos: en las épocas de las levas o batidas, por los basurales uno podía encontrar perros asesinados, degollados mayormente, se decía que matar perros era una forma de quitar toda pizca de sensibilidad a la nueva promoción de ‘cachaquitos’ que entraba al servicio. Por otra parte las vecinas de la cuadra, decían que los perros degollados de las calles era un mensaje directo de sendero hacia los militares, Una manera más de intimidarlos. ‘Así vas a morir tú’. Entonces debemos suponer que hasta estas inocentes criaturas también tuvieron (tienen) sus héroes.
Chinasklauzz

Anónimo dijo...

Veo con un poco de preocupación que mientras se anuncia que el Perú en la actual coyuntura económica mundial va a salir bien parado, las necesidades del Perú profundo aún siguen desatendidas. Qué le importa a un peruano sin luz ni agua ni desagüe que le hablen sobre tasas de crecimiento si sigue siendo ignorado? Como he leído en diversas partes, nuestro Perú sigue partido. Hay dos Perús, el oficial y el olvidado. Mientras se mantenga esa gran brecha va a ser imposible seguir avanzando en la dirección correcta. Nuestra clase política sigue sin querer entender eso. Sigue sin entender que la educación va a ser el motor que nos jale hacia un mismo norte. O a lo mejor lo entiende y no le interesa. Total... hay quienes están bien con el status quo y sienten miedo de los cambios o las mejoras.
Un abrazo, Julián I.