14.7.08

Notas sobre el criollismo (V)

Este post se hizo muy largo ya y lo continuaremos en otra ocasión.

La intención ha sido revisar un poco cómo las categorías con que pensamos la sociedad —en este caso lo criollo— varían en el tiempo y en el espacio. En el balance parece claro que así como se hace una historia de lo criollo, también se puede hacer con lo español, lo indio, lo andino, lo serrano, lo costeño, lo cholo. Da para más debate.

Esto parece importante en un país cuya tradición de mestizaje vuelve difícil que el racismo se exprese abiertamente; en el que, más bien, el sentido de la geografía, las costumbres, el grado de instrucción, etc., etc., se hallan fuertemente racializados. Cuando a estas categorías se las despoja de un origen se tiende a creer que no tienen tampoco final.

Palabras como "serrano" o "analfabeto" no siempre fueron despectivas ni tenían una connotación racial. Eso también será para otra ocasión.

La historia puede contribuir a dar rostro, a bajar al llano estas categorías que fácilmente se confunden con la realidad que ellas deberían solamente enunciar.

Y colorín colorado.

3 comentarios:

Ciberclionauta dijo...

Muy buenas las notas, en México, las reflexiones sobre el criollismo nos llevarían por otros derroteros; esperaremos el resto con interés.

El Cantante dijo...

Gracias, estimado ciberclionauta, por sus apreciaciones. Creo que en el post que viene ensayaremos una de las tantas comparaciones que pueden hacerse entre nuestros países. Un saludo fuerte.

javier dijo...

A mi habéis dejado con las ganas...