24.5.09

Anécdota californiana

Por: José Luis Igue

racismo y racista

Fuente: http://www.flickr.com/photos/phinaphantasy/1797954963/

Como saben los resistentes colaboradores de este blog académico, me encuentro en Santa Barbara, Estados Unidos.

Ayer pasó un incidente interesante en mi vida más bien algo tranquila. Asistí a una excelente ponencia de un investigador peruano sobre los estereotipos que hay en nuestro país contra los negros, o como también se dice allá, la gente morena. Que son ignorantes, indisciplinados, ingeniosos para lo malandro, 'bien dotados' sexualmente, dueños fehacientes del baile, el deporte... de la 'quimba', además del puesto de porteadores funerarios. Esto último, lamentablemente, rebasa el estereotipo y se cumple con religiosidad…

Lo que más me gustó de la presentación fue la proyección de imágenes de caricaturas, historietas y dibujos animados en que estos estereotipos se materializan. Sencillamente alucinante. Muy buen material. Vayan a la Hemeroteca Nacional a revisar este capítulo 'negro' en la historia del periodismo. O mejor aun, si desean contactar al autor de la ponencia y próxima tesis, envíenme un correo electrónico.

Pues bien. El evento tuvo lugar en una pequeña sala reservada por el Departamento de Latin American & Iberian Studies: ambiente latinoamericanista, de seminario, 'free food' como dicen aquí (hay una interesante creencia de que lo académico de por sí no tiene acogida), profesores y alumnos ansiosos por demostrar su valía intelectual, quizá más que el propio ponente.

Por supuesto que yo no me quedaba atrás, y preparaba mis preguntas magistrales. Ya que el tema era el racismo en el Perú, decidí, como peruano, contar a los presentes que esas imágenes me parecían graciosas y me causaban hilaridad. La cosa empeoró cuando se proyectaron videos del 'Negro Mama'. Mi acompañante, también peruana, no pudo reprimir una risita y enseñarme su linda dentadura. Todo ello me iba convenciendo de la pertinencia del testimonio.

Bueno. Sucede que realizo mi comentario y planteo la pregunta de por qué a muchos peruanos lo mostrado nos da gracia. Sólo el ponente aborda la cuestión. Pero la concurrencia... un silencio que sólo puedo calificar de 'sepulcral', ya que mi intervención fue enterrada inmediatamente. Pero fuera de bromas, este incidente realmente me ha dejado intrigado y fascinado. Qué interesantes son las diferencias culturales y políticas.

Reconstruyo: mi intervención fue evaluada como 'políticamente incorrecta' por la asistencia. Sigo: esta reacción es independiente de la opinión: varios amigos me dijeron sotto voce luego que comparten la risa (me engañan como buenos amigos); otras personas habrán pensado que el comentario fue inocente, inoportuno, pero esperable en un extranjero (espectaban Borat 2); y vi que un tercio final tenía la palabra "racista" dibujada en el semblante. Todo ello resulta indiferente. Una vez que el tabú es alcanzado se instaura el pánico general y el desenlace es impredecible.

Esta anécdota californiana me ha hecho aprender en carne propia que en este país llamado Estados Unidos de América el peso de la historia de segregación racial es fortísimo, y no porque continúe la segregación, sino porque el combate contra su legado es incesante. Por eso creo que es incorrecto subestimar el significado del triunfo de Obama.

Mi pregunta es, sin embargo: ¿qué tienen que ver estas políticas raciales con el Perú? Si un sketch (del cual no soy fan) me arranca una sonrisa, ¿soy "racista"? Tal vez sí, tal vez no... Sería interesante analizar la cuestión en vez de silenciarla. Mi sensación es que en este país los estudios latinoamericanos están siendo limitados por tabúes (muy válidos y necesarios) que corresponden a un debate político-académico estrictamente estadounidense.

Si estos tabúes son importados acríticamente a la academia latinoamericana, estaríamos negándonos la posibilidad de teorizar y diagnosticar una realidad con racismos propios que igualmente reclaman urgente solución.

16 comentarios:

Marco dijo...

José Luis
Es un tema y problema vigente, al menos en el Perú. Observa como trata el centralismo limeño el paro amazónico. Los tildan de primitivos, menores de edad, manipulables,etc. Lo más abusivo es cuando el Gobierno, refiriendose a los reclamos por el uso de sus territorios, los enfrentan a 26 millones de peruanos que se verian afectados por el no uso de estas riquezas. Es decir ellos no existen

Un abrazo, Marco

Amazilia dijo...

Y por que piensas tu que a los peruanos les da risa algunas formas denigrantes de estereotipar a los demas?
Y de color eres si se puede saber? Piensas que Te daria igual risa si fueras indio o negro?
No entiendo bien eso de la "incorreccion politica", en el Peru se trata como si eso fuera sano, es decir lo criticable de la "correcion politica" norteamericana es que aunque evitan hablar del tema, en la practica siguen las practicas segregacionistas. Pero en sí dejar de hacer chistes sobre los negros, dejar de crear apodos raciales o discriminativos es algo positivo.

marcayuq dijo...

El Cantante toca una vena muy nuestra cuando hace este post. Desde ya admito que me gusta decirle zambo a uno de mis mejores amigos y a otro le digo chino, y lo hago como una forma cariñosa de referirme a ellos, aunque entienda que en otros contextos y con otra tonalidad de voz e intención pueden ser adjetivos claramente racistas.

Hace algunos meses atrás salí con una japonesa, muy amiga mía, y se me ocurrió bromearle sobre el tamaño de sus ojos (le dije que no se durmiera). Me dijo racista, medio en broma y medio en serio. Meses después, cuando se mudo una coreana a vivir a mi depa, ella me contó que suele bromear entre sus amigos de la misma forma como yo lo hice con mi amiga japonesa.

Creo que en buena medida esa "corrección" que se da en ciertos círculos académicos no se corresponde con lo que sucede en otros sectores sociales, donde cada grupo fisionómico pareciera formar sus propios ghettos.

Anoche, me parece, Magaly TV pasó el video de una actriz y conductora de TV que al comentar la presencia de Magaly Solier en Cannes, señaló que estaba ahí para vender chuño. Una muestra de nuestro racismo bien peruano Sin embargo, tambien es una muestra de lo que puede hacer la "corrección". A mi parecer, a esta chica se le traicionó el subconciente y se dio cuenta muy tarde de lo que había dicho. La corrección puede implicar eso, la capacidad de no decir o no hacer lo que uno en realidad piensa, y eso desde mi punto de vista, tampoco es solucionar el tema del racismo.

Como dice el José Luis, faltan investigaciones al respecto, por que también una forma de racismo es negar lo que somos e infravalorarnos. Recuerdo que leí un estudio en donde decía que la mejor manera para decir que uno no es indio es decir, soy mestizo, soy cholo.

marcayuq dijo...

perdonen los errores de redacción, ando de boleto :)

Sariri dijo...

caray... pues José Luis tiene razón... hay muchas formas racistas que nos dan risa en el Perú; el por qué?, ni idea, nunca había parado a pensar en eso...

Además, creo que somos una sociedad en la que duele más que te digan cholo bruto que cholo a secas... no es (a mi parecer) el aspecto físico lo que encierra lo denigrante, sino los estereotipos que se le atribuyen a ese grupo étnico.

Buen post! y pasame el correo del ponente porfa, me interesa mucho el tema.

saludos

Jorge Luis Valdez Morgan dijo...

Excelente comentario y anécdota, José Luis. Justo con Jesús Cosamalón planteamos ese tema en un curso de maestría el año pasado, en la dificultad para los académicos de tomar el tema de la raza como una variable histórica (o de investigación) y no como un tema de apología al racismo.

Si bien el tema de la raza/etnia en la historia es nuevo (y poco investigado en el Perú, más aun el tema del racismo desde una perspectiva histórica), una de las comunidades académicas más prolijas en el asunto es la norteamericana, y allí pesa mucho el interés por su historia reciente y por cómo un gran grupo de dicha sociedad ha decidido tomar el tema como un asunto político bastante tajante.

Todo depende de la definición de nuestra variable al fin y al cabo, y a veces, lamentablemente, se utilizan los paradigmas de una sociedad para juzgar o evaluar otra. Los norteamericanos tienen una sensibilidad mayor pues su racismo ha sido mucho más explícito (apoyado legalmente hasta los años sesenta), mientras que el peruano es más soterrado y por ello constante, pero a la vez más difícil de identificar y aislar.

Será por eso que uno de los últimos reductos del racismo mediático está en el humor peruano, porque no hay nada más encubridor que el humor y la risa por un chiste no hace cómplices -sin querer a veces- del racismo subordinado.

En todo caso creo que debemos separar los campos. Hay que hablar de raza y no usar el eufemismo "etnia" para definir esa construcción social. La hipersensibilidad o el desconocimiento de la definición de la variable no nos debe provocar una autocensura, y mientras más debatamos e investiguemos este tema mejores soluciones ofreceremos a la sociedad para combatirlo.

Nota aparte, recuerdo con risa y a la vez espanto un comentario del Andrés Bedoya Ugarteche en Correo, que decía que Pizando era racista porque su organización tenía la palabra "etnia", y "etnia" y "raza" eran lo mismo, y por lo tanto el sólo uso de la palabra hacía a su creador un racista. Yo sé que Bedoya Ugarteche patina con conocimiento de causa, pues es una persona muy racista, pero se aprovecha de esa hipersensibilidad irracional -que está expresada en el comentario "saltón" de Amazilia- que es la visión menos analítica del fenómeno.

Saludos y gracias por compartir la experiencia.

Marco dijo...

José Luis
El historiador Nelson Manrique ha abordado este tema en La Piel y la Pluma, y en Tiempos del Miedo. Logicamente un esfuerzo insuficiente

Marco

marcayuq dijo...

No concuerdo con Jorge en lo que respecto al término de raza. Por un lado está el racismo como fenómeno social que se sustenta, en parte, en la creencia de que los seres humanos nos dividimos en razas. Algunos estudios genéticos han demostrado que la diferencia entre personas con distintas fisionamias es muy mínima. Para mi no existen razas. Por tanto, no podría hablar de ellas.

Amazilia dijo...

A ver, antes de que me digan “calabacita” otra vez (dejame vivir Valdez!) quiero aclarar que yo no tengo estudios en sociales, asi que mis opiniones son más de sentido común, y obviamente no manejo las definiciones que Uds., si quieren restringir la discusión ponga un aviso “solo para entendidos”.
Cantante, no entiendo bien si lo que te parece mal es importar las categorias al mundo academico o a la vida diaria. Estoy de acuerdo contigo de que no se debe importar las categorias de USA al estudio del racismo en el Peru, pues tenemos historias diferentes. Pero a la vida diaria, por que no?, no que en este mundo globalizado tomamos todo de todos? No lo hacemos ya con nuestros gustos musicales y la forma de vestir?, claro que no debe ser de forma acrítica ni hipócrita, pero a mi me parece que dejar de lado ciertas expresiones racistas en nuestra diaro hablar seria bueno.
Respecto al concepto de raza, como se definiria en el Perú? Por un lado biológicamente este concepto no se sostiene: hay mas diferencias genéticas entre individuos dentro de una poblacion que entre poblaciones. Por otro lado en el Perú ha habido muchas mezclas y tenemos todas las combinaciones culturales y fenotípicas. Asi por ejemplo en Cusco puede haber indígenas culturalmente que son blancos de ojos azules o indios fenotípicamente pero que son económica y culturalmente blancos... Es toda una enredadera, ojala como dices hubiera más estudios para desenredarnos.

Amazilia dijo...

A ver, antes de que me digan “calabacita” otra vez (dejame vivir Valdez!) quiero aclarar que yo no tengo estudios en sociales, asi que mis opiniones son más de sentido común, y obviamente no manejo las definiciones que Uds., si quieren restringir la discusión ponga un aviso “solo para entendidos”.
Cantante, no entiendo bien si lo que te parece mal es importar las categorias al mundo academico o a la vida diaria. Estoy de acuerdo contigo de que no se debe importar las categorias de USA al estudio del racismo en el Peru, pues tenemos historias diferentes. Pero a la vida diaria, por que no?, no que en este mundo globalizado tomamos todo de todos? No lo hacemos ya con nuestros gustos musicales y la forma de vestir?, claro que no debe ser de forma acrítica ni hipócrita, pero a mi me parece que dejar de lado ciertas expresiones racistas en nuestra diaro hablar seria bueno.
Respecto al concepto de raza, como se definiria en el Perú? Por un lado biológicamente este concepto no se sostiene: hay mas diferencias genéticas entre individuos dentro de una poblacion que entre poblaciones. Por otro lado en el Perú ha habido muchas mezclas y tenemos todas las combinaciones culturales y fenotípicas. Asi por ejemplo en Cusco puede haber indígenas culturalmente que son blancos de ojos azules o indios fenotípicamente pero que son económica y culturalmente blancos... Es toda una enredadera, ojala como dices hubiera más estudios para desenredarnos.

Anónimo dijo...

Pregunto inocentemente: Si Magaly Solier fuese una gringa pituca de la Molina, también hubiese sido racismo?.
...No me digan que si lo fuese, el comentario no se habría dado, como que el contexto era bien "Polizonte", no?

Anónimo dijo...

Thanks to you for that post about this issue, it had been very helpful.

Anónimo dijo...

I seldom leave comments on blog, but I have been to this post which was recommend by my friend, lots of valuable details, thanks again.

Anónimo dijo...

Wonderful write-up! It's great for the new blogger like myself.

Anónimo dijo...

Thank you for revealing this specific good post with a decent matter, such great ability which you have.

Anónimo dijo...

This is precisely what I was looking for! Thanks to you!